top of page

Rafa Llátser

Esquí paralímpico

" 11 temporadas en el Equipo Nacional, 3 JJPP, 7 veces Campeón de España.

Primera persona en completar la Titan Desert con una pierna."



¿Sigues practicando deporte?

Sí. Nado dos kilómetros a primera hora de lunes a viernes en el Club Natació Tàrraco.


Pero tu pasión era el esquí…

Sí, absolutamente. Y todavía esquío, sin riesgos y menos horas. Aunque suene raro, sigo esquiando muy bien. Es cuestión de ergonomía: esquiar de mayor con una pierna es imprudente si los gestos no son correctos. Mantener la fuerza y el equilibrio suficientes con la edad es difícil, pero todavía aguanto. Me gusta mucho!


Un gran cambio:

Parecen dos deportes muy distintos.

Y lo son. Es esquí alpino es un deporte al aire libre que requiere mucha fuerza. Esfuerzo isométrico aplicado en condiciones siempre cambiantes y con mucha técnica y velocidad. Si se suma la intensidad de la competición ya se ve que es más adecuado cuando se es joven. La natación es un ejercicio aeróbico que se desarrolla flotando en un medio fluido. La espalda y las articulaciones agradecen esa ingravidez - y creo que la cabeza también - porque la vida actual tiende bastante al estrés. Antes, cuando despuntaba el día, estaba reconociendo la pista para preparar cada carrera. Ahora, nado mientras sale el sol y me activa para el trabajo. Son situaciones distintas, pero ambas muy gratificantes.


La evolución de este cambio ha sido paralela a mis circunstancias personales y profesionales. Es un proceso largo y si bien para mí lo más importante es la familia y la medicina, el deporte siempre me ha ayudado. No concibo un ritmo de vida normal sin hacer algo de actividad física.


¿Te introdujiste en el deporte como una fuente de superación?

No, para nada. Creo que la mayor superación está en la normalidad. Perdí la pierna a los dieciséis a causa de un cáncer. Tuve la gran suerte de conocer a la fisioterapeuta que me reenseñó a caminar. Ella me transmitió la noción clara de que fuese cual fuese el avance de las prótesis, les sacaría el máximo partido si me conservaba bien físicamente.

Con los años he entendido la dimensión de ese mensaje. Las prótesis actuales - con el encaje diseñado por ordenador - son mucho más confortables, pero es la persona la que debe cuidarse en la medida de lo posible para retrasar al máximo la aparición de secuelas. Para un cojo, la rodilla y la espalda son los puntos críticos a preservar.

También en lo psicológico me ayudó mucho, promocionando en mí esa búsqueda de la normalidad. Un padre, un profesional, un amigo – sea cual sea su condición - no debe dejarse llevar por un protagonismo o un victimismo que para nada ayuda al entorno.

¿Y la bici?

Empecé con la BTT como preparación para el esquí, sin más. Hacía mucho gimnasio para compensar las horas de entreno, porque trabajando en el hospital lo tenía más lejos que otros del equipo que vivían en Huesca o en Granada. Durante una competición en Alta Saboya, franceses y suizos me animaron a practicar bici de montaña con una pierna, cosa que aquí nadie hacía. Tarragona tiene alrededores con subidas abruptas, caminos estrechos y mucha piedra. La dificultad técnica y la naturaleza me atraían y me apasioné. Disfrutaba aquí y en las montañas esquiaba mejor.

Años después mi amigo Raffa me enredó a correr 500 km por el desierto y salió bien. Completar la Titan Desert tuvo repercusión mediática; luego entendí que a la gente le sorprende verme mezclado con otros ciclistas en un entorno agreste sin ninguna adaptación específica.


¿Algún consejo para discapacitados?

Que se activen. En la medida que cada uno pueda, debe buscar la mayor autonomía. Poco a poco al principio y luego ya verán hasta dónde pueden llegar. Mejor al aire libre y si es en algo que no les condicione mucho.

Hay que subir los muros, no estamparse contra ellos. Esquí y BTT son deportes de pierna, pero eso es un caso concreto. Un ciego puede cantar bien o ser un gran sommelier; igual que alguien con los dedos cortos, no debería elegir el piano. En cualquier caso, hay que disfrutar y no compararse. Basta con ser feliz con uno mismo.



!nform a´t
  • Rafael LLátser es especialista en Alergia e Inmunología Clínica.

  • Jefe Clínico de la Unidad de Alergología en la Xarxa Santa Tecla.

  • Atiende en el Centre Mèdic Rambla Nova. Rambla Nova 103 bis, 43001 Tarragona.

コメント


bottom of page